Movilidad sostenible

Movilidad sostenible

El permanente crecimiento urbanístico en nuestras ciudades, también en Palma, hace que la ciudadanía habite cada vez más en barriadas periféricas de menos densidad de población, que suponen menos servicios generales o distancia de las escuelas y los lugares de trabajo, multiplicando así la necesidad de hacer más viajes y más largos.

Muchos de los desplazamientos se hacen en coche, con los consecuentes problemas de congestión circulatoria dentro de la ciudad, pédida de tiempos productivos en los desplazamientos, consumo de energía y de territorio, aumento de contaminación, etcétera.

Cinco razones para utilizar el transporte público

Hay fuertes razones para utilizar el transporte colectivo de viajeros en las ciudades. Enumeramos cinco de ellas:

  1. El transporte público implica una disminución de la congestión, de horas perdidas y de costes externos en una ciudad invadida por los coches.

  2. Hoy en las ciudades con carril-bus, transportarse en las horas puntas con autobús, además de ser más rápido también aporta menos situaciones de nerviosismo.

  3. La falta de aparcamiento en las ciudades para vehículos particulares que están aparcados el 95% del tiempo se soluciona con un usuario del transporte colectivo que baja del autobús y no necesita aparcarlo. Mientras en un solo día los viajeros de autobús pueden superar los 1000 usuarios por vehículo, la gran mayoría de turismos solo hacen dos viajes al día con un solo pasajero. El resto del tiempo están parados ocupando un valioso aparcamiento en el centro de nuestras ciudades.

  4. La utilización del transporte público en lugar del coche privado supone un consumo y una contaminación entre 3 y 5 veces menores. El transporte colectivo de viajeros es de forma clara más sostenible para nuestro medio ambiente.

  5. La ciudad necesita un buen transporte público para mantener en funcionamiento las diversas actividades que se desarrollan. El comercio, los centros de trabajo, las escuelas, los centros sanitarios y de ocio, son en muchos casos inviables social y económicamente sin un sistema de transporte público eficiente que permita el transporte de la ciudadanía.

Más movilidad para todos

No todos disponemos de coche particular. Un gran porcentaje de ciudadanos no conducen turismos por razones económicas, de edad, minusvalías, capacitación o simplemente porque no quiere. Además, de los ciudadanos que tienen coche, este no siempre está disponible en el momento en que lo necesitan. El transporte público es abierto a todos, y se hace imprescindible para que la ciudad funcione. Es, sin ninguna duda, un servicio público básico y esencial.

La Empresa Municipal de Transports de Palma tiene como objetivo garantizar la movilidad de todas las personas.

La aplicación de criterios de accesibilidad en el transporte permite que las personas con movilidad reducida también puedan usarlo.

De esta manera se fomenta su plena integración social y al mismo tiempo se ayuda a otros colectivos que, por sus circunstancias particulares, pueden tener necesidades especiales, colectivos que en algún momento podemos sentir muy cercanos: los mayores, las madres y los padres que se desplazan con cochecitos de bebé, las mujeres embarazadas...

En este sentido las actuaciones concretas que la EMT de Palma lleva a cabo son variadas. Destacamos las siguientes:

  • Autobuses con rampa y sistema basculante para sillas de ruedas.

  • Vehículos de piso bajo antideslizante con más asientos y reserva de plazas especiales.

  • Adaptación de aceras a las paradas, incorporando plataformas donde es más necesario.

  • Mejores sistemas de información en las marquesinas.

  • Tarifas blandas para colectivos más necesitados.

Estático: pie de página

 

  971 214 444

C/ Josep Anselm Clavé 5. 07002 Palma de Mallorca

Logo Ajuntament de Palma
Logo Civitas